Escrito por el diciembre 12, 2023

Gaza, un infierno en la Tierra; nueva tregua es indispensable: ONU

Naciones Unidas prepara otra votación para exigir un cese al fuego, debido a que la situación en Gaza es incontrolable

Ciudad de Gaza.- La situación en la Franja de Gaza se asemeja al «infierno en la tierra», afirmó este martes el jefe de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, en una visita al devastado territorio, donde las tropas israelíes y los milicianos islamistas de Hamás libran encarnizados combates.

Israel bombardea el estrecho territorio palestino desde el 7 de octubre, en respuesta al ataque perpetrado por milicianos islamistas de Hamás, en el que mataron a mil 200 personas y secuestraron a unas 240.

En paralelo a los bombardeos, las tropas israelíes iniciaron el 27 de octubre una operación terrestre en el enclave, con el objetivo de «aniquilar» al movimiento islamista, que gobierna Gaza desde 2007.

El Ministerio de Salud del territorio afirma que al menos 18 mil 200 personas murieron desde el inicio de la ofensiva israelí, en su mayoría mujeres y niños.

Los habitantes de Gaza, sometida además a un asedio «completo» por parte de Israel, ruegan que se «termine este infierno en la tierra», escribió Philippe Lazzarini, el jefe de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA), en la red social X.

El Ministerio de Salud de Gaza acusó al ejército israelí de irrumpir en un hospital de Ciudad de Gaza, en el norte del enclave, y de reagrupar a los hombres, incluido el personal médico, en el patio del recinto.

El ejército no reaccionó de inmediato, pero Israel suele acusar al grupo islamista de usar túneles bajo hospitales, escuelas y mezquitas, con fines militares. Hamás rechaza estas acusaciones.

La Asamblea General de la ONU tiene previsto votar este martes una resolución no vinculante que pida un «alto el fuego humanitario» en Gaza, donde 1.9 millones de los 2.4 millones de habitantes han sido desplazados, según el organismo internacional.

Desplazados, hambre y enfermedades

El ministro israelí de Defensa, Yoav Gallant, reivindicó el lunes avances significativos en Gaza, donde los combates se han extendido en el sur del territorio.

«Hamás está al borde de la disolución, las FDI (Fuerzas de Defensa Israelíes) están ocupando sus últimos bastiones», aseguró.
Las organizaciones humanitarias alertan de que, en breve, el asediado territorio estará desbordado por las enfermedades y la hambruna, y presionan a Israel para que proteja a los civiles.

Los civiles en Gaza enfrentan una situación catastrófica, afirmó el jefe diplomático de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, al comparar la situación del territorio con la de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial.

En el norte del enclave, las tropas israelíes «asaltaron el hospital Kamal Adwan tras haberlo asediado y bombardeado durante varios días», señaló el portavoz del ministerio, Ashraf al Qidreh.

«Tememos que detengan o maten al personal médico», añadió.

La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) señaló que el hospital seguía «rodeado de tropas y tanques israelíes» y que se habían reportado «combates con grupos armados en sus inmediaciones durante tres días consecutivos».

En el centro, el hospital Al Aqsa se vio inundado de víctimas el lunes, incluyendo decenas de niños, tras los ataques israelíes al campo de refugiados Al Maghazi.

En el sur, los bombardeos israelíes mataron al menos a 12 personas en Rafah, en la frontero con Egipto, donde decenas de miles de personas llegaron para refugiarse de los ataques aéreos, según la agencia de noticias palestina Wafa.

“Detener los ataques contra Gaza”

Un bombardeo dejó un cráter y destruyó a edificios circundantes. Entre los escombros, algunos adolescentes trataban de rescatar sus pertenencias.

«Aún hay gente por debajo», dijo Abu Jazar, de 23 años. «Pedimos al pueblo árabe y al mundo que presionen para detener los ataques contra Gaza», subrayó.

Los militares israelíes afirmaron el martes haber bombardeado un sitio en Jabaliyia, cerca de Ciudad de Gaza, desde donde se lanzaban cohetes hacia la ciudad de Sederot, en el sur de Israel.

El ejército también aseguró haber asaltado un recinto de Hamás, donde encontró una multitud de armamento, y una fábrica de armas.

El cuerpo armado informó que 105 de sus soldados murieron en la Franja desde el inicio de la ofensiva, 13 de ellos por «fuego amigo» y otros en accidentes con vehículos o armas.

La Asamblea General de la ONU deberá votar el martes una resolución para pedir una nueva tregua en Gaza, un llamado que el Consejo de Seguridad no pudo votar el viernes por el veto de Estados Unidos.

Mientras tanto, crece el temor a una conflagración regional, con duelos de artillería diarios en la frontera entre Israel y Líbano.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Post Siguiente


Miniatura
Post Anterior


Miniatura

Radio Fórmula

97.3 FM

Canción actual

Título

Artista

Background