Escrito por el diciembre 8, 2023

NCS DIARIO/OPINIÓN

Así las cosas…

No recaudan

Homero Bojórquez Rivero

Es la queja recurrente que se ha escuchado de los diputados cuando comparecen los presidentes y las presidentas municipales del Estado de Campeche: no recaudan como debieran, vaya lo suficiente. Ni lo van a hacer en los 13 ayuntamientos.

Razones hay varias:

La ciudadanía no tiene confianza en el manejo de los recursos públicos de las arcas y no la tendrá en tanto no lo vea reflejado en la mejoría del Municipio donde habita.

Solo ve prosperar a los alcaldes y gente cercana, mientras que en la mayoría de las cabeceras municipales parece que el tiempo se detuvo. Ejemplos: Calkiní, Hecelchakán, Tenabo, Champotón y Hopelchén, por citar unos.

Está tan mal la situación que no es exigente como décadas atrás, cuando pedía obras.

La población que cumple puntualmente con el pago del predial y el agua potable, que vemos haciendo filas en las cajas recaudadoras desde el día dos de enero es la de escasos recursos económicos. Sin embargo, en los barrios y colonias donde habitan, las calles están llenas de baches, hay faltas de alumbrado público y el líquido vital les llega por tandeo.

Por esta razón las filas han ido disminuyendo en número, porque a los cumplidores no les cumplen ahora, ni lo hicieron en los trienios anteriores.

Tampoco las autoridades municipales hacen mucho por avanzar en este tema, porque siempre le han dado más valor al voto, a la elección que viene y ante el temor de perderla o la derrota del partido en el que milita, prefieren no meterse en problemas.

Más de un alcalde o alcaldesa ya le halló la vuelta y han impulsado con creces el ambulantaje (San Francisco de Campeche es el claro ejemplo, es un gigantesco tianguis); por ello vemos parques, fuentes y avenidas invadidos. Solo que esa recaudación no va a parar a las arcas municipales, porque no hay recibos de por medio.

¿En las bolsas de quiénes se quedan?

Lo que generan los ambulantes no son centavos y los centenares que trabajan todos los días aportan miles de pesos diariamente.

¿O acaso creían que no les cobran a los ambulantes o que los funcionarios municipales son hermanitos de la caridad?

Atrás quedaron los tiempos en que los alcaldes se preocupaban por hacer buen trabajo, por adquirir módulos de maquinaria para construir calles, desazolvar drenajes y por bajar programas del Gobierno Federal. Por cumplir, a secas.

Hoy están preocupados por la actuación, porque salgan bien los “en vivos” que realizan en las plataformas digitales, las selfies, por las reacciones en las redes sociales, por dar lástima o enfrentarse.

Las tareas del Ayuntamiento y la ciudadanía seguirán esperando.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Post Siguiente


Miniatura
Post Anterior


Miniatura

Radio Fórmula

97.3 FM

Canción actual

Título

Artista

Background