Escrito por el diciembre 3, 2023

NCS DIARIO/OPINIÓN

 

 

EL FRACASO DE LAS AMBICIONES
POLITICAS DE SAMUEL GARCIA S.

Inició como una ópera bufa, continuó con un drama, luego d una puesta en escena dramática-cómica y terminó en un sainete.

Ese fue el breve paso del ¿todavía? gobernador de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda -padrino político del alcalde prófugo y de la fracasada alcaldesa capitalina- por las grandes ligas de la política nacional.
El fosfo fosto, niño bonito de Dante Delgado y a quien se acusa por el Frente Amplio por México de ser un esquirol que busca dividir el voto opositor y restar simpatías a Xóchitl Gálvez.

Después de solicitar licencia para separarse del cargo de gobernador durante seis meses para poder ser candidato de Movimiento Ciudadano a la Presidencia de la República -pretendía dejar a su secretario de Gobierno como responsable político del Estado- recurrió a toda clase de chicanadas jurídicas, se enfrentó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, así como al Congreso de Nuevo León, ante la designación  que hizo la SCJN de Luis Orozco Suárez como gobernador interino.

Samuel renunció a sus aspiraciones presidenciales y canceló unilateralmente la licencia que le concedió el Congreso neolonés y retomó nuevamente el cargo de gobernador de la entidad, dejando sumido en el limbo jurídico al Estado norteño.

Samuelito en las primeras horas de la madrugada del sábado 2 de diciembre anunció que reasumiría sus funciones como gobernador, mediante un acuerdo en el que también dio a conocer que decidió no participar en la contienda electoral para la Presidencia de la República en el 2024.

El escrito dice textualmente lo siguiente:

“El presente Acuerdo es una cuestión de interés social y orden público y tiene por objeto dar publicidad a la reasunción de funciones como gobernador constitucional de Nuevo León y siendo un derecho constitucional, no haré efectivo el uso de la licencia para ausentarme para participar en el proceso electoral 2023-2024, ya que he decidido no participar en la contienda electoral para Presidente de la República”, documento que se presentará en el Congreso.

Pero no se crea que el asunto ya está concluido. Para nada. Durante la mañana de ayer 2 de noviembre Luis Enrique Orozco Suárez, ex vice fiscal del Ministerio Público de la Fiscalía General de Justicia del Estado y designado el miércoles pasado como gobernador interino a partir de ayer sábado, asumió el cargo durante la madrugada.

Orozco Suárez destacó en improvisada conferencia de medios a las puertas del bloqueado -por la Fuerza Civil (Policía del Estado) – Palacio de Gobierno de Nuevo León que la Suprema Corte de Justicia de la Nacional (SCJN) confirmó su nombramiento, validando así el procedimiento, lo cual ocurrió a las 23.30 hrs. del viernes.

Según la opinión de especialistas en derecho constitucional, la declinación de Samuel García en la contienda presidencial, el desistimiento a su licencia y su regreso a la gubernatura de Nuevo León podrían no ser suficientes, pues de acuerdo con antecedentes del Poder Judicial Federal y “para evitar el caos de tener dos gobernadores”, tendría que ser el Congreso local el que deje sin efecto el permiso de ausentarse y al gobernador interino que nombró.

Así pues, el enredo político que vive Nuevo León no llega a su fin con la decisión de Samuel García de volver a su cargo y renunciar a sus aspiraciones presidenciales, pues los trámites y resoluciones presidenciales y legales que siguen firmes, deben resolverse por las mismas vías.

Por lo pronto Dante Delgado, el otro padrino y protector de Eliseo y Bibi, tendrá que buscar a la voz de ya un candidato (a) que substituya a Samuelito y ese podría ser la esposa del ¿gobernador? de Nuevo León, Mariana Rodríguez, en virtud de que Marcelo Ebrard no se decidió a cortar sus amarres con Morena y López Obrador y Luis Donaldo Colosio estima que el 2024 no es su año político.

 

LA SORPRESIVA ORDEN DE
APREHENSION CONTRA MAXO

Los círculos políticos y administrativos de la ciudad capital se llenaron de asombro cuando trascendió que la Fiscalía Anticorrupción solicitó que se libre una orden de aprehensión en contra de Máximo S.R., el todavía director del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Campeche, el SMAPAC, que al parecer se ha convertido en la caja chica de la actual Comuna (y de las precedentes), pues los millones de pesos sin comprobar van de un lado a otro. En el caso que nos ocupa se habla de un desvío de 15 millones de pesos y el presunto responsable está desaparecido de la ciudad, por lo que se habla ya de una fuga.

Actualmente está sujeto a proceso penal, el cual lleva en libertad, aunque ya tuvo unas breves vacaciones en el penal de San Francisco Kobén, el exdirector del Sistema, Juan Carlos “N”, así como varios excolaboradores suyos.

J.C.L.P. fue detenido el 27 de septiembre del año pasado por elementos ministeriales de la Fiscalía General del Estado, después de que un juez otorgara una orden de aprehensión en su contra por los delitos de fraude, asociación delictuosa y desvío de recursos, cuyo monto asciende a alrededor de 28 millones de pesos, pues ya tenía acumuladas tres citas a audiencias a las cuales no asistió.

Una de las imputaciones contra el acusado fue un pago irregular a la Comisión Federal de Electricidad por 28 millones de pesos, pero que en realidad se hizo hacia una persona física, Irving Alejandro Vega, en lugar de las cuentas de la dependencia federal, sumas que se retornaron a trabajadores de la Comuna, en un caso de lavado de dinero. Ello ocurrió durante la administración del ex –alcalde prófugo, el honesto Eliseo.

También se le acusó de peculado y emisión de documentos falsos, así como de otros delitos menores, pero que ameritan pena corporal.

El extitular del SMAPAC fue vinculado a proceso por los delitos de triangulación ilegal de pagos, desvío de recursos públicos y fraude por más de 28 millones de pesos, proceso que lleva en libertad tras el pago de una fianza.

Además, tuvo que renunciar a su cargo de director de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Campeche, donde realizó un enroque con Máximo, quien pasó a la dirección del SMAPAC, cargo que al parecer esta “salado”, porque el funcionario que desempeña un puesto directivo, se ve involucrado en hechos ilícitos. Otros trabajadores del Sistema, Rafael “N” y Juver Arturo “N”, también exdirectivos, están sujetos a proceso penal en libertad.

La danza de millones y de tranzas continuó cuando el actual diputado local y exalcalde sustituto de Campeche y líder de la fracción naranja en el Congreso estatal, Paul A.O. fue vinculado a proceso por su probable participación en el delito de peculado por 2.6 millones de pesos en agravio del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Campeche (SMAPAC) a través de 75 facturas apócrifas emitidas durante el año 2021.

El juez de Control vinculó a proceso al actual legislador, a quien le pusieron como medidas cautelares firmar mensualmente en la Unidad de Supervisión de Medidas Cautelares, no salir del Estado ni acercarse al Sistema, así como el pago de 700 mil pesos como garantía económica (fianza).

Las irregularidades las detectó, por cierto, la Auditoría Superior del Estado de Campeche (ASECAM)-.

 

Y MIENTRAS MILLONES Y MILLONES
SE DESVIAN, LA CIUDAD ESTA SIN AGUA

Y la crisis de la robadera de millones y millones de pesos por parte de los responsables de cuidar los recursos que genera y recibe el Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado, se ha traducido en que no haya agua en amplios sectores de la ciudad y que el servicio de abasto del vital líquido falle un día sí y el otro también.

Es tan notorio el problema, que ha escalado hasta convertirse en noticia nacional, como ocurrió en días pasados cuando los principales noticieros de la televisión nacional lo dieron a conocer, como En Punto, que informó que al menos 60 mil habitantes de colonias como Centro, Guadalupe, Santa Ana, San Francisco, la Ermita y San Román, reportaron una nueva falla más en el servicio. También Foro TV y N+ informaron del tema.

De hecho, con esta ya son 26 veces en el presente año que el SMAPC deja sin agua a los barrios y colonias donde se encuentran los principales comercios, como los mercados públicos y los negocios de la ciudad, el 80 por ciento de los hospitales –como el Manuel Campos, el del Seguro Social y la Clínica Campeche- y ni que decir de las oficinas estatales, federales y el propio Palacio Municipal.

El problema, para variar, ocurrió en la avenida Héroe de Nacozari, donde se rompió una tubería principal y dejó sin agua a la mayor parte de la ciudad.

Las autoridades municipales se lavan las manos con el ya sobado argumento de que los equipos son muy viejos, al igual que las tuberías, pero nada dicen de que con el dinero desviado bien se puede reponer lo dañado. Pero lo caído, caído.

Así que el mal gobierno del MOCI se está traduciendo en rechazo ciudadano y para muestra un botón:

Buen día y pésimo gobierno municipal.

No cumplen con sus obligaciones. Hoyos en las avenidas más circuladas; las colonias abandonadas, con la maleza invadiendo; terrenos baldíos como generador de fauna nociva, verdaderas fuentes de inmundicia y riesgos de salud pública.

En la calle 59 los comercios con el ruidero provocado por sus equipos de sonido, etc.

Y así la presidenta municipal hablando de reelección; que osadía y desvergüenza.

Este mensaje lo recibió el escribidor de la columna de un querido amigo suyo, que ha sido permanente crítico de TODOS los gobiernos. Y así como él, piensan miles de campechanos.

 

RENUNCIAS AL POR MAYOR
EN EL APARATO DE GOBIERNO

Dos ceses no confirmados y una renuncia, esta si confirmada, se dieron recientemente en la administración pública estatal, tanto en el Poder Ejecutivo como en el Legislativo.

En el caso del Ejecutivo, aun cuando no ha habido confirmación oficial, es un hecho que han dejado sus cargos Isabel Espinosa Segura, secretaria de Desarrollo Urbano, Movilidad y Obras Públicas y Álvaro Gutiérrez Castro, titular de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Estado de Campeche, la CAPAE.

Según filtraciones de trabajadores de ambas dependencias que trascendieron en las redes sociales, porque hasta el momento no hay confirmación oficial de los presuntos ceses o renuncias de ambos funcionarios, esto habría ocurrido por presuntas irregularidades detectadas en ambas dependencias y que fueron detectadas por la Auditoría Superior del Estado en el ejercicio fiscal 2022.

Se habla de presuntas anomalías en la adjudicación de proyectos en la SEDUMOP y que dos funcionarios cercanos al entorno de la secretaria fueron sorprendidos recibiendo gratificaciones, presuntamente en numerario, por beneficiarios con asignaciones directas de proyectos a realizar por la dependencia.

De Gutiérrez Castro se dice que fue separado del cargo por supuestos malos manejos detectados en las auditorías de la ASECAM. Constructores que han participado en los concursos para la asignación de contratos comentaron que se formó una especie de “polla” en la que había que desembolsar una fuerte suma para tener derecho a participar en los concursos, aunque nada de esto se ha confirmado.

Se dice que ambos exfuncionarios habrían renunciado al cargo que desempeñaban para no enfrentar cargos que podrían ser administrativos e incluso penales.

Espinosa Segura había sustituido en el cargo a la primera secretaria de Obras Públicas de la actual administración estatal, Karla Sánchez, quien también fue “renunciada” presuntamente por ineficiencia en el desempeño de su labor, aunque en su momento también se habla de irregularidades en la asignación de contratos, pero nunca hubo ninguna denuncia al respecto.

Isabel es originaria de Ciudad del Carmen y es arquitecta por la Universidad Veracruzana y urbanista. Desempeñó cargos en la administración municipal carmelita y fue candidata a presidenta municipal del Carmen por el Partido Verde Ecologista de México.

Quien sí confirmó una renuncia fue el presidente de la Junta de Gobierno del Congreso de Campeche, Antonio Jiménez Gutiérrez, en este caso la de Javier Hernández Hernández al cargo de Auditor Superior del Estado, quien fue uno de los funcionarios más cercanos al fallecido exlíder del Congreso, Alejandro Gómez Cazarín, pues ambos provenían del Estado de Veracruz.

Jiménez Gutiérrez sostuvo que Hernández Hernández continuará colaborando con la Cuarta Transformación desde otras trincheras y descartó que su salida tenga que ver con el análisis de las cuentas públicas del Congreso del Estado y la presunta falta de documentos que se detectaron.

La salida del hoy exauditor se veía venir por su cercanía con Gómez Cazarín.

Como encargada de la dependencia quedó la directora “A” de la Auditoría y comenzará el proceso para designar un nuevo auditor, en este caso una gente cercana al nuevo líder camaral.

 

COLUMNISTA INVITADO

Los secretos del fosfo

Utilizar a la policía para blindar el Palacio de Gobierno e impedir que le notificaran oficialmente la designación de Luis Orozco como interino fue un arrebato contradictorio de Samuel García.

Raymundo Riva Palacio

El envío de turbas de Movimiento Ciudadano para asaltar el Congreso y evitar la votación para escoger un gobernador interino en Nuevo León fue el intento más primitivo e irracional que pudo haber hecho Samuel García para garantizar que dentro de seis meses, cuando pierda la elección presidencial, regrese por la puerta grande a su despacho en Monterrey y termine su mandato. Utilizar a la policía para blindar el Palacio de Gobierno e impedir que le notificaran oficialmente la designación de Luis Orozco como interino fue un arrebato entendible, en parte, pero contradictorio. No pudo imponer a su secretario general de Gobierno a cargo del despacho, pero Orozco, que no debería haber sido un problema para él, se convirtió en el reflejo de su berrinche y desesperación.

Orozco fue clave en la cruzada de García contra el encargado del despacho de la fiscalía estatal, Pedro Arce, que tenía fuertes vínculos con el PRI, y a quien estaba empeñado en destituir, pero necesitaba que fuera el Congreso el que lo destituyera. A cambio de tener una buena relación con la oposición, ofreció nombrar a Orozco, el vicefiscal. El Congreso, con quien estaba enfrentado, no mordió el anzuelo y Orozco siguió coludido con García para perjudicar a Arce.

El gobernador interino fue criticado ayer en los medios porque fue quien encabezó la investigación del caso de la muerte de la joven Debanhi Escobar en abril del año pasado, que según la fiscalía estatal, no se trató de un feminicidio sino de un accidente. La información privada a la que se tuvo acceso señala que Orozco y la fiscal de Feminicidios, Griselda Núñez, operaron para que no se resolviera el caso –finalmente lo atrajo la Fiscalía General de la República– para que, en coordinación con García, perjudicaran a Arce y a quien lo protege, Adrián de la Garza, excandidato del PRI al gobierno de Nuevo León.

La historia secreta de García que lo llevó a la candidatura presidencial y a jugar como esquirol en la contienda para quitarle a Gálvez votos comenzó en la campaña para la gubernatura de Nuevo León, en 2021, donde el presidente Andrés Manuel López Obrador se empeñó en escoger a Clara Luz Flores como candidata. Para allanarle el camino y frenar su caída, el Presidente autorizó, a finales de abril de 2021, que con la información de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), la Fiscalía General de la República abriera carpetas de investigación en contra de sus adversarios.

El 10 de mayo de ese año, tras filtrarse en la prensa la existencia de las carpetas de investigación, enviadas a Palacio Nacional por Santiago Nieto, en ese entonces director de la UIF, el entonces consejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer, se comunicó con el candidato de Movimiento Ciudadano para explicarle su situación legal. García, que no sabía nada de la indagación en su contra, le envió una carta con un propio, donde aseguraba que no estaba vinculado a ninguna red de lavadores de dinero, ni tampoco de factureros, que eran las imputaciones que había hecho Nieto.

Coincidentemente comenzó a mencionarse en la prensa que García, ante la debacle de Flores y la idea generalizada en Palacio Nacional de que iba a perder la elección, podría ser un gobernador a modo para cuidar los intereses del Presidente. López Obrador ordenó entonces suspender las investigaciones contra García, lo que le fue comunicado a Nieto por el entonces coordinador de Asesores, Lázaro Cárdenas. Públicamente se mantuvo la narrativa de la investigación a los dos candidatos, aunque sólo se enfocó en De la Garza, de quien las autoridades federales sospechan presuntos vínculos con el Cártel de Sinaloa.

García ganó la gubernatura de Nuevo León y el 7 de julio de ese año, como gobernador electo, se reunió en Palacio Nacional con López Obrador. El encuentro comenzó tenso, porque no había empatía, pero el Presidente le dijo que dejaran las rencillas atrás, porque eran propias de las campañas, y trabajaran juntos. Desde entonces parecía que tenían una muy buena relación, pero eran apariencias. Los dos se necesitaban, como mensaje a los empresarios regios y para obtener recursos de la Federación.

Mientras tanto, como lo hizo con varios aspirantes presidenciales, la Fiscalía General de la República, colateralmente de sus funciones, empezó a dar seguimiento a las comunicaciones de los aspirantes a la Presidencia, pero Gertz Manero había eliminado a García hasta que, en diciembre del año pasado, hizo públicas sus aspiraciones. Cuando el secretario particular del Presidente, Alejandro Esquer, le transmitió la queja de López Obrador de que había sido prematuro dejarlo de monitorear, el fiscal justificó que su destape había sido producto de una circunstancia emocional, pero que no tenía ninguna posibilidad de ser candidato.

García fue creciendo en la exposición nacional, mientras López Obrador lo respaldaba desde la mañanera como un buen gobernador que estaba haciendo su trabajo. En julio pasado, el Presidente lo mencionó a él y al alcalde de Monterrey, el también naranja Luis Donaldo Colosio, como potenciales candidatos a sucederlo. Colosio se deslindó rápidamente, pero García no. Se estaban creando las condiciones para lo que sucedió en septiembre entre Gertz Manero y su viejo amigo, Dante Delgado, presidente de Movimiento Ciudadano, que fue un acuerdo para impulsar al gobernador de Nuevo León como candidato a la Presidencia, en el entendido de que su participación sería para restarle votos a Gálvez.

El arranque de campaña fue promisorio para los objetivos de la estrategia, pero se atravesó el problema con el interinato en Nuevo León, al no haber podido comprar suficientes diputados en el Congreso local para facilitarle el regreso. Ante la violencia de las turbas de García en el Congreso neoleonés, el Presidente lo defendió ayer y enmarcó el conflicto como una lucha por las clases medias. Inopinadamente, el Presidente reveló la intención de tener como esquirol a García, dividir el voto de las clases medias que desprecia, pero que entiende que si van unidas contra su candidata, Claudia Sheinbaum, podría tener una sorpresa en las elecciones.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Post Siguiente


Miniatura
Post Anterior


Miniatura

Radio Fórmula

97.3 FM

Canción actual

Título

Artista

Background