Escrito por el junio 6, 2023

Destruyen importante presa hidroeléctrica en Ucrania; Moscú y Kiev se culpan mutuamente

Un secretario general de la OTAN acusó directamente a Rusia del crimen de guerra

Kajovka, Ucrania.- La destrucción de la represa hidroeléctrica de Kajovka, Ucrania, de la que se acusan mutuamente Moscú y Kiev, sumergirá las líneas defensivas rusas en esta parte del río Dniéper, pero sobre todo dificultará una posible contraofensiva ucraniana en la zona.

A través de un largo canal, la represa abastece de agua la península de Crimea, anexionada en 2014 por Moscú, que podría encontrarse así con importantes problemas de suministro.

Pero numerosos observadores occidentales se inclinan por el escenario de un sabotaje ruso, pensado para castigar a Kiev a corto plazo, justo cuando el ejército ucraniano se dispone a lanzar una ofensiva para tratar de recuperar los territorios ocupados en el sur del país.

Esa es también la tesis del gobierno de Ucrania, que acusó a Rusia de haber volado la represa para «frenar» sus operaciones.

A nivel militar, la subida del agua en la región sureña de Jersón se lo pondrá difícil a las fuerzas ucranianas si quieren cruzar el río Dniéper desde la margen derecha en una operación anfibia, y dirigirse hacia Crimea.

«Rusia sería el culpable lógico, porque al provocar una inundación a partir de Nova Kajovka, le complica el cruce a los ucranianos, gana tiempo y puede focalizarse en otros puntos del frente», explicó en Twitter el historiador británico Sergey Radchencko.

Crimen de guerra

Esta instalación estratégica, situada en las zonas de la región de Jersón ocupadas por Rusia, estaba en peligro desde octubre.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, acusó entonces a Moscú de haber colocado minas en la represa, una de las más grandes del país; señalamiento que fue negado.

Una destrucción de este tipo, susceptible de perjudicar considerablemente a la población civil, se considera desde 1949 un crimen de guerra, en virtud del protocolo adicional de las Convenciones de Ginebra.

«Las represas, los diques y las centrales nucleares de producción de energía eléctrica no serán objeto de ataques, aunque constituyan objetivos militares, cuando tales ataques sean susceptibles de liberar esas fuerzas y en consecuencia causar pérdidas severas entre la población civil», establece el artículo 56.

La historia contemporánea cuenta con varios ejemplos de destrucción de represas en Europa como parte de la estrategia militar del momento.

OTAN responsabiliza a Rusia

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó que la destrucción de la presa es una «consecuencia directa de la guerra de agresión» que Rusia ha lanzado contra Ucrania y demuestra que esa invasión es «totalmente inaceptable».

«La destrucción de Kajovka demuestra la brutalidad de esta guerra y es una consecuencia de la guerra de agresión que el presidente Putin y Moscú han lanzado contra Ucrania», respondió Stoltenberg al ser preguntado en rueda de prensa en Bratislava si tiene información de que ese ataque se pueda atribuir a Rusia.

El líder de la Alianza afirmó, como había hecho previamente, que la voladura de la presa es un acto «indignante» que ha puesto en riesgo a cientos de civiles debido a las inundaciones.

Stoltenberg afirmó que este acto «demuestra que la guerra que el presidente Putin decidió lanzar contra Ucrania es totalmente inaceptable y contraria a la legislación internacional».

Con todo, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) ha asegurado que “no hay riesgo inmediato para la seguridad nuclear en la planta”.

ONU pide encontrar al autor del ataque

La Oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos pidió que se investigue el ataque y que se determine su autoría.

En un mensaje publicado en su cuenta oficial de Twitter, la oficina lamentó la explosión ocurrida anoche en una represa en la región meridional de Jersón.

«Grandes inundaciones ya están afectando gravemente a muchos civiles y a sus derechos a la vivienda, a la salud, a los medios de subsistencia, al medio ambiente saludable y al acceso al agua limpia», dijo la oficina en su tuit.

Añadió que este hecho se suma al sufrimiento de la población en medio de la invasión rusa de Ucrania.

En las últimas horas, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) avisó de que la destrucción de esta infraestructura es una violación del derecho internacional, que protege de forma específica este tipo de infraestructuras.

Fuente: Agencias

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Post Siguiente


Miniatura
Post Anterior


Miniatura

Radio Fórmula

97.3 FM

Canción actual

Título

Artista

Background