Escrito por el mayo 11, 2023

“Ahora o nunca”: Migrantes se apresuran a cruzar frontera hacia EU antes de que expire Título 42

El inminente final de las reglas, impuestas en el gobierno de Trump, desató temor entre los migrantes de que el cambio les hará más difícil quedarse en Estados Unidos

MATAMOROS, México.— Muchos migrantes cruzaban la frontera sur de Estados Unidos el jueves con la esperanza de ingresar al país antes de que se levanten las restricciones al asilo relacionadas con la pandemia, un cambio que amenaza con colocar una presión sin precedentes en el golpeado sistema migratorio del país.

El inminente final de las reglas conocidas como Título 42 desató temor entre los migrantes de que el cambio les hará más difícil quedarse en Estados Unidos.

Con el fin de la medida programado para la medianoche, los migrantes que aguardaban en México se quitaron la ropa antes de descender por la inclinada orilla hacia el río Bravo (o Grande), aferrándose a bolsas de plásticos repletas de ropa. Un hombre llevaba a un bebé dentro de una maleta abierta sobre su cabeza.

Del lado estadounidense del río, los migrantes se volvían a poner la ropa secasy seguían su camino entre alambres de púas. Muchos se entregaban de inmediato a las autoridades y esperaban ser puestos en libertad en lo que sus casos avanzan en las copadas cortes migratorias, lo cual suele tomar varios años.

De momento se desconoce cuántos migrantes se movilizaron o cuánto duraría la oleada. Pero hacia la tarde del jueves el flujo parecía desacelerarse en ciertos lugares. Sin embargo, está por verse si el número de cruces aumentará nuevamente luego de que las restricciones expiren.

Un funcionario federal estadounidense reportó que los encuentros diarios alcanzaron los 10.000 el martes, casi el doble que el nivel de marzo y apenas por debajo de los 11.000 que las autoridades han dicho que es el límite máximo que prevén una vez que se levante el Título 42.

“Nuestros autobuses están llenos. Nuestros aviones están llenos”, dijo Pedro Cardenas, comisionado de la ciudad de Brownsville, Texas, limítrofe con Matamoros, México.

El gobierno del presidente Joe Biden ha estado revelando medidas con las que se reemplazará el llamado Título 42, un programa que desde marzo de 2020 permitía a los agentes fronterizos enviar rápidamente de regreso a los solicitantes de asilo hacia el otro lado de la frontera con el argumento de evitar la propagación del COVID-19.

Las nuevas medidas restringen los cruces ilegales al tiempo que también establecen vías legales para los migrantes que presenten solicitudes por internet, consigan un patrocinador y se sometan a revisiones de antecedentes. En caso de tener éxito, las reformas podrían alterar por completo la manera en que los migrantes llegan a la frontera sur de Estados Unidos.

Pero tomará tiempo antes de que los resultados se perciban. Biden ha reconocido que la frontera será un caos durante algún tiempo. Los grupos defensores de los inmigrantes han amenazado con emprender acciones judiciales. Y los migrantes que huyen de la pobreza, las pandillas y la persecución en sus países de origen siguen desesperados por llegar a territorio estadounidense a cualquier precio.

El venezolano William Contreras dijo que el Título 42 fue benéfico para las personas de su país. Escuchó que muchos de los migrantes que llegaron antes que él fueron dejados en libertad dentro de Estados Unidos.

Aunque el Título 42 evitó que muchos solicitaran asilo, no tenía ninguna consecuencia legal, alentando los intentos reiterados de ingreso. Después del jueves, los migrantes que crucen de manera ilegal se enfrentan a la posibilidad de que se les prohíba entrar al país hasta por cinco años, así como posibles cargos penales.

Las instalaciones de detención a lo largo de la frontera estaban muy por encima de su capacidad, y a los agentes de la Patrulla Fronteriza se les indicó que deben empezar a dejar en libertad a ciertos migrantes con instrucciones para presentarse en alguna oficina federal de inmigración en un plazo no mayor a 60 días, según un funcionario federal que habló con The Associated Press bajo condición de anonimato al no estar autorizado a tocar el tema de manera pública.

A los agentes se les pidió que comenzaran con las liberaciones en todas las zonas en donde los centros de detención estuvieran al 125% de su capacidad o en donde el tiempo en custodia rebasara las 60 horas. Además, se puede dar inicio a las liberaciones si se detiene a 7.000 migrantes en un solo día a lo largo de toda la frontera.

Había más de 27.000 personas bajo custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus iniciales en inglés), indicó el funcionario.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, advirtió de un mayor hacinamiento en las instalaciones de la Patrulla Fronteriza.

“No puedo enfatizar lo suficiente la presión sobre nuestro personal y nuestras instalaciones, pero sabemos cómo lidiar con esa presión”, dijo el jueves a la prensa.

Añadió que la gran mayoría de los migrantes serán colocados en procedimientos de “expulsión rápida” si no son elegibles para quedarse en el país.

“Tenemos confianza en la legalidad de nuestros actos”, subrayó.

La detención de cerca de 10.000 migrantes por parte de la Patrulla Fronteriza el martes significó uno de los días de mayor actividad en la historia de la agencia, según un segundo funcionario federal, quien habló con la AP bajo condición de anonimato debido a que no estaba autorizado a discutir el asunto de manera pública.

Durante marzo, el promedio diario fue de unos 5.200, según los datos públicos más recientes.

El jueves, alrededor de 400 migrantes sortearon los fuertes vientos que levantaban la arena en la orilla del río Grande (Bravo) al este de El Paso, mientras grupos de soldados de la Guardia Nacional de Texas instalaban barricadas de alambre de púas.

Una pareja colombiana se acercó al alambre para preguntar si podían encender una fogata porque un niño de 10 años estaba temblando en el frío del desierto. La mayoría de los migrantes se acurrucaron bajo delgados cobertores.

El mayor Sean Storrud, de la Guardia Nacional de Texas, señaló que sus soldados les han explicado a los migrantes sobre las consecuencias de ingresar ilegalmente al país.

“Los migrantes en verdad no saben lo que va a pasar”, comentó Storrud.

Incluso mientras los migrantes se apresuraban a llegar a territorio estadounidense antes del vencimiento de las medidas, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador señaló que los traficantes transmitían un mensaje distinto. Aseguró que ha habido un incremento en el número de traficantes en la frontera sur de México que ofrecen llevar a los migrantes a Estados Unidos y les dicen que la frontera estaba abierta a partir del jueves.

El miércoles, el Departamento de Seguridad Nacional anunció una regla que hará sumamente difícil que cualquier persona que atraviese otro país, como México, o que no presente una solicitud por internet, sea elegible para obtener asilo. También anunció toques de queda con monitoreo GPS para las familias puestas en libertad en Estados Unidos antes de su evaluación inicial de asilo.

El gobierno sopesó la posibilidad de detener a familias hasta que pasaran su evaluación inicial de asilo, pero en su lugar optó por los toques de queda familiares, que serán de 11 de la noche a 5 de la mañana e iniciarán pronto en Baltimore, Chicago, Washington y Newark, Nueva Jersey, según un funcionario federal que habló bajo condición de anonimato debido a que la información no era pública.

El gobierno señala que está acelerando la expulsión de migrantes considerados inelegibles para permanecer en Estados Unidos en vuelos, como los que llevaron a casi 400 migrantes de regreso a Guatemala desde Estados Unidos el jueves.

Sheidi Mazariegos, de 26 años, llegó con su hijo de 4 años apenas ocho días después de que fueron detenidos cerca de Brownsville.

“Escuché en las noticias que había oportunidad de entrar, lo escuché en la radio, pero todo era mentira”, aseguró la guatemalteca, quien contó que traficantes la llevaron hasta Matamoros y los colocaron a ella y su hijo a bordo de una balsa. Ambos fueron detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza.

Mazariegos, quien dijo que migró debido a la pobreza, esperaba reunirse con sus hermanas que viven en Estados Unidos. Había dejado a su esposo enfermo y a otros dos hijos en Guatemala.

Al mismo tiempo, el gobierno ha presentado nuevas vías legales para entrar en Estados Unidos.

Hasta 30.000 personas procedentes de Haití, Cuba, Nicaragua y Venezuela pueden entrar cada mes si presentan una solicitud en línea, cuentan con un patrocinador financiero e ingresan vía aérea. Se están abriendo centros de procesamiento en Guatemala, Colombia y otros lugares. Cerca de 1.000 personas pueden entrar a diario por cruces terrestres desde México, siempre que consigan una cita mediante una app.

En San Diego, más de 100 migrantes, muchos de ellos familias colombianas, durmieron bajo lonas de plástico entre dos muros fronterizos, vigilados por agentes de la Patrulla Fronteriza que no tenían a dónde llevarlos para ser procesados.

Albino León, de 51 años, dijo que el fin del Título 42 impulsó a su familia a emprender el viaje.

Con los cambios que están haciendo en las leyes, es ahora o nunca, manifestó León, que voló a México desde Colombia y superó un primer muro fronterizo para llegar a suelo estadounidense.

México no tiene plan para migrantes regresados por EU tras fin de Título 42: IMUMI

El gobierno de México no ha expuesto su estrategia para los cientos de migrantes centroamericanos, sudamericanos y de otras regiones que muy probablemente sean regresados a territorio mexicano tras el levantamiento del Título 42.

En entrevista con MILENIO la directora general del Instituto para las Mujeres en Migración (IMUMI), Gretchen Kuhner, advirtió que no se sabe cuál será el plan de recibimiento para los miles de migrantes que el gobierno mexicano aceptó recibir.

«¿Qué tipo de documento migratorio les van a dar?, ¿cuáles son sus derechos?, ¿a dónde se van a ir?, ¿van a poder trabajar? todas estas preguntas siguen sin contestarse del lado mexicano», comentó Kuhner.

Varias organizaciones, incluida el IMUMI, han denunciado la persecución de extranjeros y la obstaculización de su camino hacia Estados Unidos por parte del autoridades como el Instituto Nacional de Migración (INM) y la Guardia Nacional.

Kunher explica que la política migratoria en México suele ser difícil de interpretar debido a que ésta cambia constantemente y afecta principalmente a los migrantes que van hacia Estados Unidos que terminan siendo regresados a la estación del INM en Tapachula.

«Un día están dando formas migratoria múltiples de 45 días, al otro día están restringiendo y están poniendo un sello de «Sólo valido en la entidad emisora» y las personas piensan que pueden viajar y cuando salen de Chiapas y llegan a otros estados el INM los vuelve a detener y les dicen que este documento no es válido», detalla la directora del IMUMI.

Anticipan miles de retornados 

La experta advierte que miles de migrantes serán retornados debido a que el levantamiento del Título 42 aumentó la desinformación divulgada por los polleros y traficantes de personas que aprovechan la confusión para convencerlos de que es momento de cruzar.

Según Gretchen Kuhner los dos principales motivos que el gobierno estadunidense expuso para no conceder el asilo es que estos no hayan solicitado asilo en ninguno de los países que han atravesado en su recorrido y que estos no ingresen por vías no legales a Estados Unidos.

En el caso de solicitar asilo en otros países, debe estar comprobado con documentación y «es muy poco probable que las personas en esta situación tengan esas pruebas», comentó la directora del IMUMI.

Igualmente, las autoridades preparan mil entrevistas exprés, muchas que se realizarán por teléfono para agilizar la atención a los migrantes que definirán el futuro de los migrantes.

«El problema es que antes del Título 8 te daban tiempo para que tuvieras acceso a un abogado que te pueda asesorar sobre la entrevista y ahora tienen estas entrevistas rápidas en las que será mucho más difícil que las personas vayan a poder saber de qué trata», explica la experta.
Finalmente, la experta detalló que ante la desesperación por entrar los migrantes optan por medidas cada vez más arriesgadas para entrar a Estados Unidos en las que las mujeres suelen verse en mayor vulnerabilidad.

«(Las mujeres migrantes) no tienen seguridad ante riesgos de extorsión y todo tipo de violencia (…) hemos visto un poco de todo», compartió la directora del IMUMI.

¿Qué pasa en la frontera de Estados Unidos?

La administración de Joe Biden ha decidido levantar una medida sanitaria llamada Título 42 que fue impuesta por el ex presidente Donald Trump en marzo de 2020 bajo el argumento de evitar más contagios por covid-19.

Pese a que Estados Unidos se situó como el país con más muertes por esta enfermedad a nivel mundial esta se mantuvo hasta el gobierno de Biden incluso cuando las defunciones y contagios habían descendido drásticamente.

Una de las promesas electorales de Biden fue eliminar la política migratoria de Trump lo que incluía detener la construcción del muro en la frontera de México y Estados Unidos, que se suspendió desde su primer día de gobierno y levantar el Título 42, que será remplazado por el Título 8 este jueves, a tres años de su toma de protesta.

Fuente: Milenio/AP

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Post Siguiente


Miniatura
Post Anterior


Miniatura

Radio Fórmula

97.3 FM

Canción actual

Título

Artista

Background