Escrito por el abril 21, 2023

NCS DIARIO/OPINIÓN

Así las cosas…

Montoneros

Homero Bojórquez Rivero

No había tomado posesión como presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, cuando ya la oposición y sus detractores hablaban de que buscaría la reelección, acusándolo de ser igual que Nicolás Maduro y Daniel Ortega.

Una y otra vez el mandatario mexicano tuvo que salir a desmentirlo en las Mañaneras, que eran solo habladurías y chismes de la derecha y los conservadores para generar incertidumbre entre los mexicanos.

Estamos en la recta final de su sexenio y AMLO como dijo entonces no se va a reelegir, su sucesora será la actual jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum.

Viene a cuento lo anterior, porque quienes una y otra vez acusaron a López Obrador de pretender eternizarse en el cargo, han resultado unos auténticos dictadorzuelos, encariñados con el poder y con los privilegios que da, que en nuestro país permite vivir muy bien y con la única preocupación de mantenerse activos, de alquilarse bien para no vivir en el error: fuera del erario.

Y no solo quienes lo acusaron, también quienes se deben a él, bajo el pretexto que de no ser así generaría una fractura mayor al interior de Morena.

Alejandro Moreno Cárdenas, del Partido Revolucionario Institucional; Marko Cortés, de Acción Nacional; Jesús Zambrano, de la Revolución Democrática; y la cereza del pastel, los que prometieron ser diferentes, encabezados por Mario Delgado, de Movimiento de Regeneración Nacional, no quieren dejar el hueso.

Moreno Cárdenas modificó meses atrás los estatutos del partido que dirige para mantenerse en el cargo, asegurar un lugar en el Senado y hacer las listas de amigos que colocará en las candidaturas y en los cargos de elección popular, faltando a la mínima decencia y mostrándose tal cual es.

¿Por qué?

Primero porque los resultados adversos obtenidos en elecciones pasadas, incluidas las de Campeche, tienen en agonía al PRI. Cualquier en su lugar hubiera renunciado sin pero alguno. No lo hizo y no es para demostrar que puede en un segundo y tercer intento, porque esto no es así, sino porque tiene el temor de que al quedarse sin dirigencia y sin fuero, puedan prosperar las denuncias que tiene en contra por presuntos delitos diversos.

No se conformó con mover los hilos al interior del PRI para asegurar su estancia, que fue impugnada por priistas y el Tribunal Electoral del Poder Judicial le ordenó echar reversa. En represalia promovió en la Cámara de Diputados federal modificaciones a la ley, para que el Trife esté impedido de intervenir en la vida interna de los partidos, que también llevaba implícito echar al bote de la basura las cuotas de paridad de género, de indígenas y de discapacidad, entre otros.

Los dirigentes del PRI, PAN y PRD, que semanas atrás se desgarraban las vestiduras y desgañitaron exigiendo que no se toque el Trife, cambiaron radicalmente, se tomaron de las manos y acordaron que siempre sí se le puede tocar para impedir que sus magistrados se antepongan a sus intereses. Y como la ambición y el hambre de poder nunca van solas, pues se le unieron Morena, PT y el Verde. Dejaron claro que todos son lo mismo: cínicos y sinvergüenzas. El único partido que pintó su raya, mantiene su postura, es Movimiento Ciudadano.

También se subieron al tren los gobernadores de Morena con un desplegado para apoyar que se mantengan en sus cargos por todo el tiempo que quieran Mario Delgado y Citlalli Hernández. Hay que decirles que en lugar de andar grillando, debieran ponerse a trabajar.

Lo que tanto han criticado, en esas andan.

Y ahora sí que todos, como uno solo, mandando al diablo las instituciones.

Ante el “montón” que hicieron dirigentes de partidos y gobernadores, lograron que los magistrados del Tribunal Electoral doblaran las manitas y cedieran: los dirigentes seguirán mandando en sus partidos de acá a la elección del 2024, haciendo, deshaciendo y acomodando sus fichas para satisfacer sus intereses.

Ya saben, el pueblo no les interesa.

Vamos para atrás, quedaba la esperanza de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación les diera palo a todos, pero optaron por el confort, por no meterse en problemas.

¡Esa es nuestra democracia chafa!


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Post Siguiente


Miniatura
Post Anterior


Miniatura

Radio Fórmula

97.3 FM

Canción actual

Título

Artista

Background