Escrito por el noviembre 18, 2022

Así las cosas…

Guinda tirando a amarillo

Homero Bojórquez Rivero

El Movimiento de Regeneración Nacional se parece mucho al Partido de la Revolución Democrática, cuya caída empezó después de que Andrés Manuel López Obrador dejó la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, hasta convertirse en lo que es hoy: nada.

En su origen con figuras como Porfirio Muñoz Ledo, Cuauhtémoc Cárdenas y el hoy presidente de la República, pintaba como un partido fuerte, sólido y con futuro de décadas con la batuta del poder. Ganó gubernaturas y prácticamente eran los dueños del Distrito Federal, hoy Ciudad de México.

Pero…la maldita ambición económica y los intereses personales lo tienen al borde de la sepultura, no ganan ni siendo sus candidatos los únicos.

Eso sí, varios de sus dirigentes, que enarbolaban hipócritamente la bandera de la izquierda, se hicieron ricos, al grado que hoy en día no dan un golpe ni en defensa propia. Incluidos, sus dueños en los estados, como Campeche.

¿Qué los destruyó?

Los pleitos entre las tribus, las pugnas internas, provocadas por la ambición de dinero y poder, fueron las causas principales que muy pronto hicieron olvidar a sus dirigentes que eran de izquierda y las causas que decían defender, entre ellas el combate a la corrupción que fue simulación pura y pronto los desnudaron como peores que a quienes criticaban.

Y si tuvo y tiene futuro, únicamente para sus dueños que han sabido sacarle provecho y vivir de las siglas. Su militancia y representatividad es inexistente.

Pues esa misma dirección y ruta va siguiendo el Movimiento de Regeneración Nacional.

Un amigo y cercano a la gobernadora Layda Sansores me dijo que una vez erigida como candidata, terminaría con los problemas internos en la dirigencia estatal, que incluso llevaron a la actual secretaria de Inclusión, Patricia León, a demandar por misoginia y odio a sus detractores y para entonces tenía como abogado a José Luis Flores Pacheco, diputado local, hoy defenestrado.

Así fue.

Los belicosos se quedaron como el perro de las dos tortas. Y tuvieron que importar de la Ciudad de México y en combo o paquete al dirigente, a Erick Reyes León, para estar “tranquilos”. Pero nadie, absolutamente nadie, garantiza que así permanecerán en los próximos años.

Y el ejemplo de que no hay garantía de nada, lo tenemos a nivel nacional.

El liderazgo y la popularidad del presidente Andrés Manuel López Obrador se irá diluyendo conforme se acerque el fin de su sexenio y la sucesión. El respeto se lo irán perdiendo. Nada es para siempre.

Veremos (ya lo estamos viendo) a las tribus plenamente identificadas, lideradas por Claudia Sheinbaum, Ricardo Monreal y Marcelo Ebrard en disputa, más abierta, más descarada, ensanchando la grieta conforme se acerque el día D para designar al candidato (que será candidata), porque los tres quieren.

Saben que están en su momento y tiempo. Ceder a estas alturas del partido, seguramente no está en sus mentes, porque la edad juega, pesa y no perdona.

Un punto más: las formas cuentan.

Las que están utilizando no son las adecuadas para mantener unido al partido y la interpretación (sea o no cierto) es que el mánager ya envió las señas, pegándole no precisamente jits y vuelacercas a Ricardo Monreal y en la lista sigue Marcelo Ebrard, cauto e institucional ¿cuánto tiempo?

Pudo ser de otra forma, empleando el arte de la política. No se les da, como al PRD en sus buenos tiempos. Lo suyo, lo suyo, son los pleitos. Arrecieran los meses por venir, se darán con todo.

La labor para sacudir a la fortaleza llamada Morena está en marcha y viene desde adentro. Llegará mermada al 2024, repitiendo en la Presidencia de la República sin la fuerza, el arrastre y la esperanza que fincaron cinco años atrás. Será el inicio de una caída paulatina.

¡Tanto trabajo que les costó llegar!

Esta historia continuará…


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Post Siguiente


Miniatura
Post Anterior


Miniatura

Radio Fórmula

97.3 FM

Canción actual

Título

Artista

Background