Escrito por el octubre 28, 2022

Así las cosas…

SOS de jubilados y pensionados

Homero Bojórquez Rivero

La Unacar está en bancarrota

Tienen que haber responsables.

Decir que se acabó el Fondo de Pensiones, de entrada es grave y mueve a suspicacias.

Lavarse las manos, cerrarse y dejar que el problema avance, es no tener tantita vergüenza, para no emplear una palabra fuerte.

¿Por qué se acabó?

¿Por qué no se tomaron las previsiones a tiempo?

¿Quién o quiénes eran los encargados de administrarlo, que se les olvidó nutrirlo?

¿O se lo gastaron?

¿O esperaron se desfonde para buscar culpable o culpables?

¿Qué sigue después del Fondo de Pensiones?

Cualquiera que sean las respuestas, el patrimonio de los jubilados y pensionados no existe y llevan tres quincenas sin cobrar. Y el lunes sería la cuarta.

Es una preocupante realidad, de la que ninguna culpa tienen los afectados, que han dejado de percibir el sustento para sus familias, a pesar de las aportaciones, esas sí puntuales, que hicieron.

El rector José Antonio Hernández Ruz y el Consejo Universitario tienen toda la responsabilidad sobre las espaldas, pero parecen no conocerla, no saber cómo se digiere, se escudan que no hay dinero, cuando son los directamente involucrados.

Si hubo desvíos de los recursos, como salieron a decir, es porque no estaban atendiendo sus tareas, por las que les pagan muy bien y sin retrasos.

Con el argumento de la autonomía nadie quiere meterse o le interesa meterse para hallarle una solución a esta problema serio y preocupante, que desnuda la gestión de Hernández Ruz como un mal rector y pésimo administrador. Y aún así, la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) lo premia, ¿no estarán enterados sus integrantes de lo que sucede en la UNACAR. Y él, sin vergüenza, con la desfachatez y el cinismo a cuesta viaja sin problema a cuenta de la universidad para recibir los galardones.

Hay quienes dicen que lo están dejando hundirse, por oponerse a las modificaciones que pretenden hacer para que la rectoría no esté reservada exclusivamente para un mexicano.

Puede ser, todo puede ser; sin embargo Hernández Ruz no tiene un año al frente de la UNACAR, por lo tanto la situación actual es responsabilidad de él y del Consejo Universitario.

Están pagando las consecuencias quienes no deben: los jubilados y pensionados, que están desamparados, sin autoridad alguna que los proteja, ayude a que les paguen las catorcenas que les deben y castigue a los responsables.

Se burlan y los humillan al dejarlos sin sustento, pero no pasa nada, ni pasará.

Esta historia continuará…


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Post Siguiente


Miniatura
Post Anterior


Miniatura

Radio Fórmula

97.3 FM

Canción actual

Título

Artista

Background