Escrito por el octubre 27, 2022

La situación de China debe ser aprovechada por México

Eduardo Ruiz-Healy 

Bruselas, Bélgica.- Desde 1989 hasta 2022 la tasa de crecimiento anual del producto interno bruto (PIB) en China promedió el 9.05%, llegando a un máximo histórico del 18.30 % en el primer trimestre de 2021 y cayendo a un mínimo histórico del -6.80 % en el primer trimestre de 2020.

Desde 1978, cuando se aceleraron las reformas económicas de tipo capitalista propuestas por el entonces Líder Supremo de la República Popular China, Deng Xioaping, el PIB de ese país creció 10% o más en 1978 (11.33%); 1983 (10.77%); 1984 (15.19%); 1985 (13.43%); 1987 (11.66%); 1988 (11.22%); 1992 (14.22%); 1993 (13.88%); 1994 (13.04%); 1995 (10.95%); 2003 (10.04%); 2004 (10.11%); 2005 (11.39%); 2006 (12.72%); 2007 (14.23%) y 2010 (10.64%). Desde este último año hasta 2021 nunca más registró un crecimiento de 10% o más en un año, pero sí un promedió del 6.95% anual, con todo y que en 2020, el año de la pandemia, apenas creció 2.24%.

Con estas tasas de crecimiento económico no es difícil entender por qué China se convirtió en un motor de la economía mundial. Motor que fue acelerado por las importaciones masivas de materias primas y productos diversos que la economía china requería y sigue necesitando.

En 2021 China importó aproximadamente 2.069 billones de dólares en bienes o 1.6 veces el PIB de México para ese año, que fue de 1.293 billones de dólares.

La industria y los consumidores chinos se convirtieron en los principales compradores de un sinfín de materias primas y productos terminados que permitieron que muchas empresas públicas y privadas alrededor del mundo ganaron mucho dinero. En 2020 el 11.31% de las exportaciones mundiales tuvieron a China como su destino.

El gigante asiático no solo es un gran importador de bienes; también es un gran exportador y el año pasado el valor de sus exportaciones fue de 3.63 billones de dólares, un récord histórico para el país.

Durante este largo periodo de crecimiento las empresas chinas captaron billones de dólares de inversionistas de todo el mundo ávidos de obtener parte de sus ganancias. En 2021 el total de dólares invertidos en acciones y bonos de estas empresas llegó a 662, 000 millones.

De este dinero, 2,500 millones se fueron de China el lunes pasado cuando se registró la mayor salida de capitales en un solo día, luego de que los inversionistas internacionales reaccionaron ante la tercera reelección del presidente Xi Jinping y la muy alta posibilidad de que el ahora sí dictador indiscutible del país más poblado del planeta intensifique su lucha con Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, Australia y los países de Europa.

Durante los próximos días y semanas de China seguirán saliendo capitales en grandes cantidades de dinero porque los inversionistas temen que Xi buscará anexarse Taiwán por cualquier medio, incluido el uso de armas, sean convencionales o no. Los dueños o administradores de esos capitales no quieren poner en riesgo ese dinero en caso de que el gobierno chino se haga acreedor de sanciones similares a las que el occidente impuso a Rusia tras su invasión de Ucrania en febrero pasado.

Antes esta nueva realidad, ¿cómo aprovecharán los empresarios y gobernantes de México la cada día más deteriorada relación de China con Estados Unidos y sus socios?

 

Twitter: @ruizhealy
Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy
Instagram: ruizhealy
Sitio: ruizhealytimes.com


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Post Siguiente


Miniatura
Post Anterior


Miniatura

Radio Fórmula

97.3 FM

Canción actual

Título

Artista

Background