Escrito por el octubre 20, 2022

Café con aroma político

La tregua política en Campeche


Después de finalizar los informes de labores de cada uno de los poderes del Estado de Campeche, empezando con el de la gobernadora Layda Elena Sansores Sanromán, quien rompió con varios estereotipos y formatos de la tradición política en Campeche, después de más de 90 años de gobiernos priistas; por ejemplo, el informe en forma de glosa y datos fue entregado el siete de agosto al Congreso local  tal y como marca la Constitución local, por el secretario de Gobierno, Aníbal Ostoa Ortega, pero la mandataria estaba fuera del país, en Argentina, dicen que celebrando su cumpleaños, que precisamente es el siete de agosto.

Los informes de los otros poderes del Estado de Campeche fueron copias al carbón y mal hechas al de la gobernadora; pasaron sin pena ni gloria e incluso en el informe de la presidenta del Poder Judicial ni siquiera estuvo presente el presidente del Congreso; en cambio el informe de Cazarin como presidente del Congreso quiso ser una celebración muy al estilo priista, con acarreados y un discurso estridente y ruidoso. El problema es que su sola imagen y presencia no genera casi ninguna reacción política, es como el desecho de las palomas, ni apesta ni huele, es intrascendente, es como una sombra política, sabes que existe, pero no se ve.

 

LOS INFORMES DE LOS ALCALDES…LA REALIDAD

Los alcaldes de casi todos los municipios, o no se han dado cuenta o no quieren ver que los ciudadanos no les creen los malos cuentos relatados en sus informes de gobierno; los servicios públicos son pésimos, empezando por los de la capital del Estado, encabezado por Biby Rabelo de la Torre; la ciudad y sus juntas parecen zona de guerra por la riqueza de baches que se exhiben en todas partes: barrios, colonias, fraccionamientos y que decir de los ejidos y juntas municipales.

La alcaldesa de Champotón, Claudeth Sarricolea, todavía no se ha dado cuenta que ya cumplió un año en el cargo y aún sigue pensando qué estrategias de gobierno implementar, lo que dice mucho de su improvisación política, y que decir de Hopelchén. El alcalde chenerito, Emilio Lara Calderón,  se la pasa más tiempo entre Campeche y Mérida, que en gobernar su municipio. Ahhh, pero si presume grandes avances municipales; les digo, viven en las nubes viajeras de cada trienio.

 

¿TREGUA ENTRE LAYDA Y BIBY?

Después de un año exacto de agresiones y un gran distanciamiento político entre la gobernadora y la alcaldesa de Campeche, por fin lograron reunirse el 13 de octubre (hace una semana), para zanjar las diferencias o por lo menos pactar una tregua política que ya había alcanzado niveles bastante elevados, pues la alcaldesa, la señora Rabelo acusó en sesión de Cabildo y en conferencias de prensa que estaban siendo víctima de persecución política ella y su equipo de trabajo, incluyendo su mentor político, el prófugo ex alcalde Eliseo Fernández, por parte del secretario de Gobierno y el fiscal del Estado.

Layda, la gobernadora, también  en sus martes de “la jaula del Jaguar” había dicho que el problema de la alcaldesa era su gran amor hacia el ex alcalde y que por eso no podía gobernar bien, pues protegía las corruptelas de su antecesor; “que estaba cegada por el amor” y que tal cantidad de irregularidades administrativas podían acabar llegándole a ella y acabar como su director del Servicio Municipal de Agua Potable, quien había sido detenido por desvió de recursos y ya tenía para el jueves 13 de octubre una semana en Kobén. Tal vez eso hizo reaccionar a la alcaldesa y acudir al llamado a una tregua de la gobernadora; resultado: una bella foto abrazadas y sonrientes.

 

RESULTADOS DE LA TREGUA

Me permito citar a un teórico de la solución de conflictos, Kahane, que: “Propone que, la resolución de conflictos contemporáneos, requieren una colaboración elástica, no convencional, para trabajar con el adversario”. Esta colaboración elástica ayuda a dejar de imponer o demostrar ideas o cambiar la de los otros, para aceptar sus propuestas y también cambiar las de nosotros.

Lo importante es que ya hubo un MARC, mecanismo alternativo de resolución de conflictos, entre el Gobierno del Estado y el Municipio capitalino; pudo ser una negociación, mediación o conciliación, pero lo cierto es que cuatro días después de la citada foto-reunión, los equipos estatales y del municipio se han reunido para trabajar en coordinación para rescatar la ciudad y sus comunidades y realizar obras y servicios en conjunto. Es para celebrar que dos mujeres gobernantes hayan asumido con cordura que las labores administrativas para las que fueron electas son más importantes que sus fobias o filias personales.

 

¿CUÁNTO VA A DURAR LA TREGUA DE LAYDA SANSORES Y BIBY RABELO?

No lo sabemos, pero lo que si tenemos claro es que entre más tiempo dure, mejor nos ira a los ciudadanos: un mes, un año o seis meses antes de la elección que sigue, pero también existen otros factores de los que va a depender la temporalidad de esa tregua. Primero, que los equipos de ambos bandos “no se salgan del huacal” y empiecen una guerra de guerrillas. En el equipo de la gobernadora va a jugar un papel importante que sus alfiles no le quieran jugar al inteligente y boicoteen los acuerdos de la gobernadora con la alcaldesa y por el otro bando, la cercanía con su antecesor: el exalcalde, con la víscera que lo caracteriza, mitomanía y su gran ego personal y político no balcanicen dicha tregua. Ojalá la cordura se imponga a los proyectos personales, por lo menos por ahora.

Bienvenidos los acuerdos en favor de los ciudadanos y nos leemos en el próximo Café.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Post Siguiente


Miniatura
Post Anterior


Miniatura

Radio Fórmula

97.3 FM

Canción actual

Título

Artista

Background