Escrito por el octubre 19, 2022

Campeche transformado


Dos muertes violentas en los últimos dos meses, ambos ex panistas muy conocidos, cuyo deceso cobró relevancia por ser excolaboradores de Eliseo Fernández en la administración municipal pasada, situación que obviamente aprovecharon los pregoneros de la 4T para despertar todo tipo de suspicacias y especulaciones con estos sucesos, con el propósito de crear una cortina de humo para encubrir un hecho relevante: el alarmante crecimiento de la inseguridad en nuestra ciudad y por lo consiguiente en el Estado.

En política no hay casualidades, siempre hay causalidades. El asesino confeso de Sergio Novelo ya es huésped de Kobén; el fiscal y su Gobierno lo detuvieron, lo confesaron y lo embotellaron, ellos mejor que nadie saben perfectamente los móviles de ese asesinato, al igual que con el caso del finado Manuel Peña. Sus asesinos están identificados en cámaras de video, será solo cuestión de tiempo que los detengan y los confiesen.

Si la 4T tuviera la posibilidad de transformar el expediente de Eliseo de corrupto a asesino, lo haría sin el menor recato, pero hasta el día de hoy solo pueden decir que es un suertudo, porque se le mueren sus enemigos.

Lo que si es una realidad evidente hoy es que nuestra apacible ciudad se ha transformado, la inseguridad en el Estado está en niveles nunca vistos, los cuerpos policiacos tienen una agenda de actividades que nada tienen que ver con la búsqueda de la seguridad pública o son vistos como damas de compañía para pedalear con la secretaria en el malecón o los concentran en el centro de la ciudad para los alcoholímetros

Una muestra de ello la viví hace varios días. Salí a cenar a un restaurante de la 59, cuando me retiré en mi auto   encontré todas las vías de salida del centro cerradas, dejaron una sola salida y al final un montón de patrullas y de policías en un retén con alcoholímetro. Ante ello, lo primero que pensé es que si tenemos a todo el cuerpo de policía cazando borrachos los fines de semana, ¿en dónde queda la vigilancia en las zonas populares donde más delitos se cometen?

Sin duda la corrupción también se ha transformado en la ciudad; los policías siguen mordiendo, solo que ahora en patrullas de color rosa; hoy tristemente el cambio más visible para los campechanos está en el color de partido y en los destinatarios de la corrupción. Ah y que puros chilangos dirigen los altos mandos. Ya nos están transformando…. y lo peor es que no lo reconocen.

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Post Siguiente


Miniatura
Post Anterior


Miniatura

Radio Fórmula

97.3 FM

Canción actual

Título

Artista

Background