Escrito por el octubre 11, 2022

Halloween en la 4T


No sorprendió nada, nadita de nada, La detención y encarcelamiento de Juan Carlos Lavalle Pinzón,  el “Chuky” Lavalle, director municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Campeche, y cuando digo que no me sorprende,  no es porque este cerca el  Halloween, ni porque le conozca malas mañas al Chuky, sino porque a diferencia de los gobiernos priistas que descalabraban a sus adversarios políticos a punta de periodicazos y rumores,  ya es práctica común en los gobiernos de  la 4T,  eliminar a sus competidores políticos con denuncias de corrupción o desvío de recursos públicos.

Este gobierno sabe perfectamente, aunque no se comporte como tal, que dos terceras partes de los electores campechanos votaron en contra de la izquierda, un tercio por la alianza PAN PRI, y otro por MC. Con los priistas campechanos no han tenido mucho problema, estos traen en su ADN la cultura de la genuflexión ante el poder, con algunas excepciones, mientras que los panistas ya no son vistos como amenaza al gobierno por los pobres resultados electorales obtenidos en la votación pasada.

Es así que la amenaza política principal del Gobierno laydista es el movimiento naranja, por ello todas sus baterías están enfocadas en descarrilar al Gobierno Municipal de Campeche, porque los percibe como su principal amenaza en la próxima disputa electoral; por ello iniciaron con la orden de aprehensión de su líder Eliseo Fernández, pero…. Asegún, aunque hoy todos los teléfonos tienen GPS, dicen que no lo han podido encontrar, aunque yo en lo personal creo que lo que más les conviene es No detenerlo para no hacerlo mártir. Es más útil como desaparecido para neutralizar su activismo dentro del movimiento naranja.

Pero esto no les resultó suficiente, necesitaban hacer más tangible el descrédito de sus adversarios. Con la detención del Chuky Lavalle y el anuncio de que vendrán muchas en los próximos días, buscan bajar la moral de sus seguidores y sembrar el terror dentro del ejercito naranja y así inmovilizarlos, esperando quien será el próximo en ser encarcelado.

Doña Layda sabe que los resultados electorales no se mantienen de una elección a otra, y parece que le quiere aplicar al movimiento naranja la misma receta que le aplicó el PRI a ella en 1997 cuando casi les ganó la Gubernatura de Campeche con las siglas del PRD.  El gobierno priista entonces en turno, no la metió al bote, pero si la neutralizó con una campaña de desprestigio y periodicazos a tal grado que el siguiente proceso del año 2000 casi desapareció su movimiento, decayó a tercera fuerza política y la historia ya es conocida por todos: le  costó 24 años  llegar al 4 piso donde paradójicamente una vez que llegó, nunca llega.

Y colorín colorado ese cuento esta acabado… por hoy.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Post Siguiente


Miniatura
Post Anterior


Miniatura

Radio Fórmula

97.3 FM

Canción actual

Título

Artista

Background