Escrito por el octubre 3, 2022

Archivo Abierto

Circo mediático


Apenas la semana pasada los diputados morenistas se dieron cuenta del estado de las calles de nuestra ciudad; apenas la semana pasada, cuando ya pasó un año de haber llegado a su cómodo lugar en el Palacio Legislativo y de andar en camionetas de lujo, claro sin pasar por esas calles. Por la mañana se preparó todo el circo, pidieron a los vecinos pintar desde horas antes un letrero en blanco SOS, aún y desconociendo el término de “Save Our Ship”, (salven nuestro barco), usado como petición de socorro por los barcos en guerra, o “Save Our Souls” (salven nuestras almas), otra acepción usada en los años setentas por grupos segregacionistas; pese a todo ello colocaron sus bocinas y probaron sus micrófonos, no para que los medios los escucharan, no, sino para darse el baño de pueblo que buscaban.

El tema de la condición de las calles en la ciudad no es nuevo, se sabe bien que es un reclamo constante de quienes no habitan el primer cuadro de la ciudad o con los destacados fraccionamientos, con suntuosas avenidas y nombres rimbombantes; desde hace varias administraciones es un problema del que incluso el Gobierno del Estado se ha tenido que hacer cargo, por la notable incapacidad de los municipales y quienes los han encabezado.

¿Qué condiciones prevalecen?; la mala planeación de las arterias, la baja calidad de los materiales, la corrupción en la asignación de los contratos, las invasiones, etc; No es de ilustres mentes saber dónde puede estar el problema, sino saber como enfrentarlo y a eso se deben avocar, lejos de los actos que señalan la conocida problemática; en el caso de los legisladores morenistas que encabezaron el acto, ir a fondo en el problema desde las leyes y reformar o legislar algo que garantice al ciudadano el acceso a calles de calidad, bien pavimentadas y con mantenimiento oportuno ante la adversidad de los fenómenos naturales; algo sustentable que imponga sanciones y señale las mismas corruptelas sucediendo una y otra vez en el tema de las calles de nuestra ciudad; que no omita la responsabilidad ciudadana, pero tampoco la del gobierno en turno. Antes que actos populistas, buscar soluciones viables para someter la ciudad a una intervención mayor.

En el caso, otros especialistas ya buscan intervenir e incluso proponer reformas a los reglamentos municipales para que sea el propio Municipio quien pague algún desperfecto a los automotores que se vean averiados por un mega bache o una coladera abierta, que implique responsabilidad a las instituciones de calles mal hechas, sean petrolizadas o con concreto hidráulico, o cualquier nueva tecnología usadas para este fin.

La coordinación es otro tema, pues bien sabemos todos que primero se pavimenta y después abren la calle para poner ductos de drenaje o para conexiones de luz, telefonía o cable; esa parece ser la regla de toda nueva calle.

Como ven, no descubrieron el hilo negro los legisladores, más si queda manifiesto que van a tomar cartas en el asunto; como dicen “se pusieron la soga al cuello” y más tarde que temprano, sabremos de sus logros o fracasos, si, antes de que termine este trienio. Al tiempo.

 

CARPETAS

Sobre el tema del Municipio, no le digo bien, salir a darse golpes de pecho no beneficia a ningún ciudadano. Biby Rabelo denuncia persecución política contra sus directores, pero a un año ¿de gestión?, ya sólo le quedan dos y sigue la cuenta y los cuentos. Nada más para que se den un quemón, ¿sabe usted cuanto cuesta “por hora” el servicio de avión privado que trajo al invitado especial, Dante Delgado Rannauro, al evento por el primer informe municipal, que tuvo lugar en el centro de Convenciones, y fue a todas luces un evento político de MOCI; de acuerdo con datos confirmados a esta columna está entre dos mil y dos mil 500 dólares el servicio por hora; no incluye hangar. ¿Quién pagó?, ¿Cuánto se podría pavimentar con eso?, ¿Austeridad naranja?.

Preocupante el tema de la salud del líder de la bancada de MORENA en el Congreso del Estado, diputado Alejandro Gómez Cazarín. En juego puede estar el control de un poder que el diputado ha ejercido eficazmente y de ausentarse se frotarían las manos para ocupar su lugar los diputados Jorge Pérez Falconi, de Carmen; Eliza Ma. Hernández Romero y hasta José Héctor Hernán Malavé Gamboa quien preside la mesa directiva ahora, todos ellos cercanos a Layda Sansores, y ya viene la discusión del presupuesto.

 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Post Siguiente


Miniatura
Post Anterior


Miniatura

Radio Fórmula

97.3 FM

Canción actual

Título

Artista

Background