Escrito por el septiembre 30, 2022

Así las cosas

El Primer Informe


Con más pena que logros concluyeron su primer año los 13 presidentes municipales.

Todos, sin excepción, están reprobados en su quehacer.

Son lamentables y deplorables las condiciones en las que se encuentran los municipios del Estado, que contrasta con los mensajes triunfalistas en sus informes.

Si las ciudades capitales de cada uno están mal, ya se imaginarán las comunidades que las circundan.

Pareciera cotorreo, sin embargo no lo es: lo más vistoso que han hecho en este primer año es la escenografía montada por cada uno para el primer informe.

Las calles exhiben la radiografía de la situación, de la problemática y del desencanto que se vive en cada uno, sin excepción.

Pretextan recortes al presupuesto; siempre los ha habido, no es novedad.

Quienes hoy son alcaldes lo saben, sabían a lo que habrían de enfrentarse, no los engañaron, ni obligaron a ser candidatos.  En cambio ellos llevan un año timando a los ciudadanos, dándoles “atole con el dedo”.

El gran problema en la actualidad es que los alcaldes y las alcaldesas están más pendientes de sus redes sociales, están más dedicados a la apariencia y la simulación, que en enfocarse a atender las necesidades de servicios públicos que conocen de sobra, que recogieron durante las campañas.

No necesitan regresar a las colonias, los barrios y las comunidades rurales para “conocer” los problemas que aquejan a los vecinos, es actuación pura. Lo que se requiere realmente es resolver. Cómo se añoran esos años cuando regresaban para inaugurar obras o poner a funcionar servicios.

Ya no engañan a los ciudadanos, se engañan a sí mismos, cuando en las entrevistas de sus equipos de comunicación, cuando en sus videos subidos a sus redes, con toda seguridad hablan de obras realizadas, de luminarias instaladas, de calles construidas y baches tapados.

No los engañan porque con un pie fuera de la puerta de su casa, ve su calle rota y en penumbras; que en el grifo no cae agua, o bien se la dan por tandeo. Las principales avenidas, los parques y lugares de entretenimiento están deteriorados, sin la mínima muestra del trabajo.

Les debe dar vergüenza mentir, decir que hicieron y no se ve por ninguna parte, pero no la conocen.

Sus discursos ficticios, son la muestra clara que viven en otra realidad, la que les conviene, muy distinta a la de los ciudadanos.

Hoy se cumple un año de que los 13 alcaldes comenzaron sus gestiones como tales.

El retroceso es inocultable, estamos peor que antes.

Esta historia continuará…


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo

Post Siguiente


Miniatura
Post Anterior


Miniatura

Radio Fórmula

97.3 FM

Canción actual

Título

Artista

Background